info@grasesoresdeseguros.es

PPA, PIAS y SIALP

PPA, PIAS y SIALP

¿QUE ES PPA?

Los Planes de Previsión Asegurados, comúnmente denominados PPA, se configuran como contratos de seguro individual de previsión voluntaria, complementaria al sistema de prestación de pensiones de la Seguridad Social. Por consiguiente, las prestaciones de los PPA, al igual que ocurre con las de los planes de pensiones (a los que se asemejan), tienen carácter privado y son complementarias (nunca sustitutivas) de las que, en su caso, se tuviera derecho a percibir de la Seguridad Social.

Este instrumento de ahorro-previsión fue lanzado al mercado por el Real Decreto 27/2003, de 10 de enero y en la actualidad se regulan en el artículo 51.3 de la Ley 35/2006 del IRPF, y en el artículo 49 del Reglamento del IRPF aprobado por Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo.

¿QUE ES PIAS?

Una de las opciones que tenemos para ir construyendo nuestra hucha de cara a la jubilación es hacerlo en un  PIAS, en un Plan de Individual de Ahorro Sistemático.

Así con aportaciones mensuales y el paso de los años vamos haciendo que la hucha vaya creciendo y podamos disfrutar de una renta vitalicia, con grandes ventajas fiscales, que complementen a la pensión pública que nos corresponda.

Hay que tener en cuenta que a pesar de lo que la mayoría de la gente cree, seguramente debido a la información que se da en las oficinas bancarias, no solo existen los planes de pensiones para ahorrar para nuestra jubilación. Además para gran parte de la población no es el mejor producto para complementar nuestra pensión ya que tributa como renta del trabajo cuando lo rescatemos.

¿QUE ES UN SIALP?

La última reforma fiscal ha puesto a disposición de los contribuyentes un nuevo vehículo de ahorro, los denominados Planes de Ahorro a Largo Plazo, los cuales se instrumentan en contratos celebrados con aseguradoras o entidades financieras. Su principal característica es que los rendimientos de capital mobiliario generados están exentos de tributación cuando se cumplan determinados requisitos:

· Los contratos concertados con aseguradoras tienen la denominación de Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo, mientras que los celebrados con entidades financieras se denominan Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo.
· La duración mínima para poder beneficiarse de la exención fiscal es de 5 años.
· Cada contribuyente sólo puede disponer de un único contrato de este tipo, bien en un seguro o bien en una cuenta individual.
· Las aportaciones a estos planes no pueden sobrepasar los 5.000 euros anuales.
· Los contribuyentes disponen de la facultad para movilizar su saldo manteniendo la ventaja fiscal.
· La disposición del capital únicamente puede efectuarse mediante un capital único.